El Ritual de la Cosmética Coreana

El maravilloso ritual que es para las coreanas el cuidado diario de la piel nos acerca a su forma de entender la belleza. El secreto de su cutis impecable no es el maquillaje, ¡es el mimo con que tratan su dermis para no tener que utilizarlo!

¿Quieres conocer más acerca de esta rutina? Te explicamos paso a paso los productos que utilizan por orden de aplicación.

    1. Desmaquillante

Para limpiar la piel, antes hay que retirar de la cara todos los restos de maquillaje y cosméticos. Si no, estos residuos (generalmente oleosos) pueden tapar los poros y generar problemas.

La cosmética coreana tiene soluciones desmaquillantes para todo tipo de dermis. Decídete por los que son en aceite si tu piel es muy seca. Pero si es grasa mejor decántate por los jabonosos o con base de agua.

    2. Limpiador

La limpieza es, junto con la hidratación y la protección, la base del ritual de cuidado diario en la cultura coreana. ¿Cómo se van a absorber los productos que apliquemos si el cutis no está limpio?

Con un buen limpiador en forma de espuma, gel, crema o leche (como siempre decimos, todo depende de las necesidades de tu piel) conseguirás eliminar la contaminación y células muertas. Ahora tu cutis está preparado para recibir y absorber todo el potencial de las sustancias que vamos a usar a continuación.

    3. Peeling

Muchos peeling coreanos no solo iluminan, sino que también tienen un efecto exfoliante. Se diferencian de los occidentales en que son mucho menos agresivos con la piel, mimándola al máximo y evitando las rojeces.

Este paso no se lleva a cabo a diario. Con una o dos veces a la semana notarás tu cutis más luminoso y vital que nunca.

    4. Tónico

Debes entender el tónico como el paso final en la limpieza de tu piel. Su aplicación regula el PH de la piel, manteniendo el equilibrio entre las zonas secas y grasas de la cara, dando el mejor resultado posible para tu piel.

Además, si lo fundes con la piel húmeda tras el limpiador (o el peeling) conseguirás sellar la hidratación facial.

    5. Esencia

La esencia alisa e hidrata la piel después de la limpieza, dejándola tersa y suave. Gracias a su formato acuoso penetra más profundamente en la piel que otras sustancias.

Además, ¡se absorbe muy rápido! Lo que resulta una gran ventaja en este completo ritual, ¿no crees?

    6. Ampollas: booster o sérum

Las ampollas en forma de booster o sérum contienen sustancias nocivas y muy beneficiosas con una alta concentración de principios activos.

Sus fórmulas están pensadas para tratar problemas concretos de la dermis: acné, arrugas, manchas…

    7. Mascarilla

En forma de sabanita o rodajas, las mascarillas de la cosmética coreana se convertirán en tu nuevo secreto para lucir una piel perfecta. Al igual que ocurre con el sérum, se debe elegir aquella que mejor trabaje por satisfacer las exigencias de nuestra piel: luminosidad, hidratación, suavidad,…

No hace falta que las utilices a diario, con que las apliques un par de veces por semana será más que suficiente para que notes sus impresionantes resultados.

    8. Contorno de ojos

Cuidar a diario la delicada piel situada bajo los ojos es clave para prevenir las temidas arruguitas y las patas de gallo. Para conseguirlo, el contorno de ojos es el aliado perfecto, pues no solo es anti-arrugas, sino que también trata ojeras y bolsas.

    9. Crema o loción

Las cremas y lociones de la cosmética coreana son las reinas a la hora de hidratar el rostro. No obstante, hay una diferencia fundamental entre ellas: las primeras se utilizan sobre pieles más secas, las segundas sobre cutis con tendencia grasa.

Elige la que mejor se adapte a tu dermis y disfruta de la sensación de tener una piel viva y saludable.

    10. Protector solar o BB Cream

Las coreanas no entienden su rutina matinal de cuidado facial sin la imprescindible protección solar. Utilizarla todos los días del año, ya sea invierno o verano, evita el envejecimiento prematuro y la aparición de manchas.

Pero si lo que quieres es disimular alguna pequeña imperfección a la vez que proteges la piel del sol, elige las BB Cream. Además, con ellas se consigue combatir los brillos y aportar luminosidad al rostro.