Comparte con tus amigos










Enviar

Paso a paso: Cómo desmaquillar y limpiar ojos y rostro

limpiar-ojos

Si hay un paso que casi nadie se salta en el cuidado de la piel es el de la limpieza. No obstante, ¿te has preguntado alguna vez si tu rutina de desmaquillar y limpiar ojos y rostro es la correcta?

En la limpieza de nuestra piel antes de acostarnos no vale cualquier producto. Ni siquiera cualquier gesto. Hoy vamos a enseñarte paso por paso la forma más adecuada y respetuosa con tu piel de librarte del maquillaje y la suciedad cada noche.

Paso 1: limpiar los ojos en profundidad

Antes de comenzar a limpiar el rostro, primero debemos eliminar todo el maquillaje que tenemos en pestañas y párpados. La piel del contorno de ojos es especialmente sensible, por lo que hay que desmaquillarla con gestos muy suaves, para evitar rojeces e irritación.

Para ello, puedes utilizar un desmaquillante especial, por ejemplo bifásico, para los ojos en un algodón y aplicártelo durante unos segundos sobre el párpado cerrado. De esta manera, el maquillaje irá deshaciéndose y será mucho más sencillo eliminarlo. Luego desliza el algodón (¡muy suavemente!) siguiendo la forma de las pestañas para retirar los restos de máscara y sombra de ojos.

Pero ahora tienes la zona bajo el ojo toda llena de maquillaje, ¿verdad? No pasa nada. Dobla el algodón y aplícalo sobre esa zona, eliminando poco a poco y de dentro hacia fuera los restos.

Recuerda (insistimos porque es muy importante): haz todo este proceso con gestos sumamente delicados, ya que no queremos que por limpiar los ojos la piel del contorno quede dañada, roja e irritada.

 

Paso 2: limpiar el rostro de restos de maquillaje

Después de desmaquillar los ojos, hay que retirar todos los restos de productos oleosos que tengamos en la cara. Es decir, cremas, maquillaje y protector solar.

Como ya contado en otras ocasiones, el aceite atrae al aceite. Por lo que en este primer paso de tu limpieza facial es recomendable utilizar un desmaquillante con base oleosa. De esta forma, desaparecerán de tu piel todos los restos de cosméticos.

Pero para eliminarlos de forma eficaz primero debes removerlos, ya que suelen estar muy bien adheridos a la piel. Para conseguirlo, unta bien el rostro con la crema desmaquillante y realiza movimientos circulares con las yemas de los dedos. Después retira todo el cúmulo de maquillaje y crema con un algodón. ¡Verás que sale todo el maquillaje!

 

limpiar-ojos

 

Paso 3: retirar la suciedad

Utiliza un agente limpiador como el Gentle Grain Foam Cleanser, de la marca Suiskin, con una textura súper ligera en espuma para librarte de los restos de suciedad que puedan quedarte en la piel.

Además, posee un complejo de granos ricos en activos como la vitamina A, B y hierro, por lo que además de limpiar, nutre tu piel. Y si a eso le sumas sus activos pro-luminosidad procedentes de las flores, como el extracto de lirio o de edelweiss ¿qué más se le puede pedir a un limpiador?

Ahora, con la ayuda de los dedos, extiende un par de avellanas de la espuma sobre el rostro húmedo realizando círculos, incidiendo un poco más en la barbilla y la nariz, son las zonas más grasas. Luego retíralo todo con agua tibia y abundante.

¡La sensación de limpieza y frescor es impresionante! Y todo gracias a la doble limpieza que hemos aplicado. De hecho, en la tradición coreana de cuidado de la piel siempre llevan a cabo esta doble limpieza en la rutina de noche. Así se garantizan meterse en la cama con un cutis cuidado y perfectamente limpio.

 

Paso 4: nutrir la piel antes de meternos en la cama

Aún no hemos terminado. Recuerda que para las orientales es fundamental seguir todos los pasos de su ritual para mantener un cutis perfecto. Y la nutrición de la piel tras la limpieza es fundamental para mantenerla elástica, tersa y sin arrugas.

Además, después de limpiarla, la piel está preparada para absorber al máximo todos los productos que utilices a continuación.

Ahora puedes aplicar el peeling, el tónico, la esencia o el sérum siguiendo siempre un orden y según las necesidades de tu piel. Pero hay productos indispensables que no pueden faltar en tu rutina de noche tras desmaquillar y limpiar el rostro: el contorno de ojos y la crema hidratante.

¿El contorno de ojos es tan importante? Te preguntarás. No, no es importante. ¡Es imprescindible! La fina piel bajo los ojos debe tener un cuidado si cabe más minucioso que el resto de la cara. Y es que es el lugar donde más pronto aparecen los signos de la edad o el cansancio. No la descuides y mímala a diario.

La crema hidratante es el toque final antes de irte a la cama para garantizar una piel nutrida, suave y tersa.

Ahora que sabes cómo limpiar los ojos y el rostro de la suciedad del día a día, ¡ya no hay excusa para volver a despertarte con los ojos como un panda y con la piel apagada y sin vida!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comparte con tus amigos










Enviar

2 comentarios de “Paso a paso: Cómo desmaquillar y limpiar ojos y rostro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *