¿Qué es el fotoenvejecimiento?

“Está manchita… ¿estaba aquí antes?” No, seguramente no lo estaba. Las consecuencias de exponer nuestra piel al sol sin la debida protección (durante todo el año, no solo en verano) pueden ser las indeseadas manchas y arrugas. Hoy te explicamos todo acerca del fotoenvejecimiento facial para que entiendas cómo funciona y de qué manera puedes evitarlo.

El fotoenvejecimiento es un proceso que se caracteriza por la aparición de signos de envejecimiento que derivan de la exposición solar sobre la piel. Uno de los factores que más fomenta la presencia de estas manchas y arrugas es la radiación UV y la mejor manera de luchar contra ellas es a través de la prevención. 

En consecuencia, el primer y mejor antiarrugas que debes utilizar a diario es un buen protector solar. De hecho, ¿por qué crees que las coreanas tienen esa piel tan espectacular? Porque se cuidan muy mucho de que los rayos solares lleguen de forma directa a su piel. Aunque ellas utilizan hasta sombrillitas en su día a día, no te pedimos que llegues a esos extremos, pero sí que sea consciente de que necesitas protegerte del sol.

 

¿Por qué se produce este fenómeno?

Los rayos solares generan lesiones en el ADN de las células de tu piel, por lo que su funcionamiento se ve afectado. En consecuencia, aparecen más arrugas e irregularidades pigmentarias de lo que correspondería a tu edad y tus genes. Además, la exposición al sol sin la debida protección también puede causar la conocida como elastosis solar, un engrosamiento cutáneo acompañado de un cambio en la tonalidad de la piel (se vuelve amarillenta).

Los rayos UVA pueden penetrar en el tejido subcutáneo de manera muy profunda, lo que puede generar graves problemas a largo plazo. Y ya no solo hablamos de fotoenvejecimiento prematuro, que también, sino de cáncer de piel o erupción polimorfa ante la luz. Aunque son mucho menos intensos que los UVB, no te dejes engañar por los UVA, porque están presentes prácticamente todo el año y pueden dañar tu piel incluso en invierno.

 

Tratamiento para el fotoenvejecimiento

En primer y destacadísimo lugar, debes utilizar un buen protector solar a diario. Aplícatelo siempre, llueva, nieve o truene. Siempre. Y si en vacaciones sabes que vas a tomar el sol más de lo normal, recuerda aplicarte protector varias veces al día.

Por otra parte, si el daño está hecho (sobre todo tras las vacaciones de verano) y ves que ya tienes manchas y líneas de expresión marcadas, lo mejor es la aplicación de vitamina C.

El sérum Cellmax C de Suiskin, con un 25% de esta vitamina en forma de ácido ascórbico, es capaz de regular la pigmentación y atenuar las manchas.

Además, tiene un fantástico poder antiaging, por lo que también podrás combatir esas líneas de expresión.

Ahora que ya entiendes por qué en la cultura coreana se cuidan tanto de tomar el sol, te aconsejamos que tomes buena nota y evites el fotoenvejecimiento de la pìel todo lo posible. Y si lo que quieres son más trucos y recomendaciones de belleza, ¡no dejes de suscribirte a nuestra newsletter!

4 comentarios de “¿Qué es el fotoenvejecimiento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *