Cómo cuidar la piel deshidratada: Síntomas, causas y tratamiento

piel-deshidratada

¿Sientes que al salir de la ducha tu cara parece de cartón? Pues puede que tu piel esté deshidratada. ¡Pero no te preocupes! Como te explicaremos en las próximas líneas, esto le puede pasar a cualquier tipo de piel en momentos concretos. Tú sigue estas recomendaciones, ¡y verás cómo vuelve a lucir sedosa!

Síntomas de la piel deshidratada

Si notas en la piel esa sensación acartonada que comentábamos al comenzar con este artículo, lo más probable es que tu piel no tenga sus reservas de agua en niveles óptimos. Y si a esa tirantez le sumas una pérdida de la luminosidad y una clara aparición de descamación, ya no te hacen falta más pruebas: la piel de tu cara está deshidratada. 

Lo positivo es que esa situación se puede revertir, no es crónica. Puede ser solo un episodio pasajero derivado de algunas de las situaciones que vamos a explicarte en las siguientes líneas. Pero con lo que queremos que te quedes desde ya es con que… ¡tu piel puede volver a ser la de antes!

Si tu notas descamación, tirantez y pérdida de luminosidad, es probable que tu piel esté deshidratada. 

Causas de la falta de hidratación

Lo primero que hay que tener claro es que una piel deshidratada no se debe confundir con una piel seca. ¿En qué se diferencian? Muy sencillo: la primera está pasando por una etapa temporal en la que el organismo tiene un nivel de hidratación bajo; la segunda se debe a una falta crónica de lípidos, que son las moléculas responsables de que la hidratación se mantenga durante más tiempo en la piel. 

Como ambas son circunstancias distintas, se tratan de maneras diferentes. Mientras en el primer caso hay que mejorar la hidratación del organismo en general y de la piel del rostro en particular, en el segundo hay que mantener la hidratación natural de la piel el máximo tiempo posible. 

Las causas más comunes de la deshidratación de las células dérmicas son el estrés, la mala alimentación y la ingestión de menos cantidad de agua de la recomendada. En épocas de mucho calor (sobre todo en zonas secas) también puede darse esta situación si no se toman las medidas adecuadas para paliarla.

Tratamientos para la piel deshidratada

Todos los tipos de piel pueden pasar por una etapa de deshidratación, desde las más secas hasta las grasas. Sin embargo, al ser pieles con necesidades distintas, también se trata de manera diferente.

Si tienes una piel seca o reactiva, apuesta por las formulaciones ultrahidratantes que no contengan ingredientes que puedan resultar agresivos para tu dermis. En caso de que tu piel sea mixta, mejor apuesta por una textura que sea ligera, ya que, de esta forma, hidratarás las zonas más secas del rostro sin dejar rastros grasos en la zona T. 

Pero si tienes la piel con tendencia grasa y acneica, lo mejor que te va a venir para rehidratar las células de tu dermis es una textura súper ligera tipo gel. Este tipo de tratamientos para la piel deshidratada tienen la capacidad que una crema mucho más untuosa pero sin generar un exceso de sebo. 

Consejos para hidratar la piel

Aunque, como ves, cada tipo de dermis debe tratar la deshidratación de la piel de formas diferentes, hay algunos consejos que se le pueden dar a todas por igual. En primer lugar, recuerda que debes beber unos dos litros de agua diarios. Es la forma más efectiva de hidratar las células desde el interior.

Por otra parte, teniendo en cuenta que estás pasando por una etapa de deshidratación transitoria, te aconsejamos que tengas algunos cuidados extra con tu dermis.

Una buena opción es aplicar mascarillas hidratantes un par de veces por semana.

En caso de que tengas la piel grasa, puedes optar por la Camelia Happy Mask, que hidrata sin generar sebo y crea una capa protectora contra las bacterias causantes del acné. 

Pero en caso de que tu piel tienda más a la sequedad que al aspecto graso, la Slice Mask Sheet Coco es más adecuada para ti.  Con agua de coco, aguacate y raíz de malvavisco, esta mascarilla tipo slice mejorará en solo 15 minutos el aspecto de tu piel allá donde la apliques. 

Verás que, aplicando estos sencillos consejos, tu piel deshidratada vuelve a verse luminosa y llena de vida. ¿Quieres conocer más trucos y tips para que tu piel esté siempre perfecta, al más puro estilo coreano? Pues estás de suerte porque… ¡solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter para conseguirlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *