Características y cuidados especiales para pieles maduras

piel-madura

Toda piel tiene una historia. Una historia de risas, alegrías, tristezas y trabajo. Pero también una historia de estilo de vida, de cuidados de la dermis y de buenos/malos hábitos. Cuando un rostro es capaz de contar una historia por sí mismo, sea esta la que sea, ya es una piel madura. Te enseñaremos algunos trucos para mimarla como se merece.

 

¿A partir de qué edad se considera una piel madura?

 

Aunque generalmente a partir de los 35 años ya se puede considerar como tal, todo depende de cómo esa persona haya tratado a su dermis. Por tanto, de la misma manera que nos podemos encontrar personas con problemas de flacidez antes de los 30, hay otras que con 45 años tienen un cutis más que envidiable.

De hecho, la cosmética coreana no trata la piel en función de la edad de la persona, sino en base a las necesidades concretas que tenga cada rostro. Así, una persona que pase la cuarentena puede necesitar todavía algún toque de antiacné. Y otra más joven puede necesitar un antiarrugas debido a la sequedad.

 

Características de la piel madura

 

En general hay una serie de factores comunes que afectan a la dermis conforme vamos cumplienado años. En primer lugar, el metabolismo tiende a ralentizarse, con lo que disminuye la síntesis de colágeno y la actividad de los fibroblastos.

Por otra parte, el cutis puede verse más deshidratado porque disminuye la vascularización y las secreciones sudoríparas. También es más probable que se produzcan cambios en su pigmentación, por lo que aparecen las conocidas como “manchas de vejez”.

Como consecuencia de todos estos los factores, las cremas para pieles maduras impiden que se vean más secas, finas, flácidas, arrugadas y manchadas que las jóvenes.

 

 

Pieles maduras: Tratamientos para su cuidado

 

En primer y destacadísimo lugar, hay que resaltar la importancia de comenzar a cuidar de la piel lo antes posible. Cuanto más joven empieces, mejor. Además, debes cuidar tu alimentación y estilo de vida. De hecho, la nueva tendencia de la slow beauty te vendrá genial para ganarle años al calendario. También es imprescindible beber mucha agua para hidratarla desde dentro, así como no fumar y protegerla del sol a diario.

Recuerda que es fundamental incorporar en tu rutina de cuidados diarios un extra de hidratación. Con la Biological Fermento Cream tendrás una triple acción (hidratante, nutritiva y antiedad). Pero esta hidratante para piel grasa y madura no solo te vendrá bien para evitar la sequedad, sino que, además, te ayudará a luchar contra las molestas arruguitas.

Aplicar productos que mejoren la firmeza y regeneren la dermis también es muy importante conforme vamos cumpliendo años. Aportar luminosidad y corregir la hiperpigmentación también es clave para ver tu cutis más joven. Para lo que siempre puedes ayudarte del sérum Cellmax C de Suiskin.

En definitiva, lo que debes hacer siempre, aunque con los años se agudice su necesidad, es mimarte con cariño y cuidarte como te mereces. Pero si quieres es encontrar más trucos para mantener la piel madura más tersa y joven, estás en el lugar adecuado. ¡Solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter! Prometemos enviarte consejos que te van a encantar. Y a tu cutis también.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *