Cómo tener la piel suave como la de un bebé

piel-suave

Tener una piel suave, tersa y sin imperfecciones es algo que todos queremos, ¿no es así? Pero no todo el mundo hace el esfuerzo diario que requiere. Te damos algunos trucos y productos para cuidar el rostro de manera sencilla y efectiva y conseguir ese cutis estilo bebé.

Limpia tu piel 2 veces al día

El primer paso es mantener la higiene y retirar las toxinas que se van acumulando sobre la dermis tanto por la mañana como por la noche. En caso contrario, ese cúmulo de suciedad puede derivar en imperfecciones y, posteriormente, en cicatrices.

Limpiar el rostro a diario y secarlo con cuidado (sin frotar ni tensar) es vital para mantener la piel suave y sin arrugas.

Exfolia una vez por semana

Eliminar las células muertas es muy importante para dar la sensación de tener un cutis completamente terso y cuidado.

De hecho, las pieles grasas pueden llevar a cabo este paso del ritual de belleza dos veces por semana, ya que necesitan controlar de forma más eficaz los restos oleosos que quedan a veces en la dermis.

Seca tu piel con mimo

Un paso imprescindible para saber cómo tener la cara suave es secar el rostro con cuidado tras la limpieza.

Muchas personas frotan, tensan y, en consecuencia, dañan el cutis al pasar la toalla para retirar el exceso de humedad. Lo mejor es dar pequeños toquecitos para ir quitando poco a poco las gotas que queden.

Lucha contra las arrugas

Tras la higiene rutinaria de la dermis debes aplicar algún producto que iguale el tono, ilumine el rostro y luche contra las arrugas para suavizar la piel. Para ello puedes ayudarte del poder de la vitamina C.

Para ello, el ampoule Cellmax C de Suiskin es perfecto, ya que posee nada menos que un 25% de esta vitamina en forma de ácido ascórbico. De hecho, es la mayor proporción de vitamina C que podrás encontrar en un ampoule.

Hidrata siempre el rostro

Aunque uses una hidratante a diario, cosa que debes hacer siempre tras la aplicación del ampoule o sérum, es clave darle un mimo extra a las células de la dermis al menos una vez por semana. Para conseguir una piel suave y tersa puedes ayudarte de las mascarillas hidratantes de Kocostar, como la Slice Mask Sheet de coco (perfecta para rostros secos) o la Camelia Happy Mask (ideal para cutis grasos).

Aplica protector solar

La radiación solar es responsable buena parte de los daños que sufre la dermis a lo largo de nuestra vida. Por eso, protegerla a diario de los rayos UVB y UVA te será muy útil para mantenerla joven y lisa durante mucho más tiempo.

Ahora que ya sabes cómo tener la piel suave como la de un bebé, ¿a qué esperas para ponerte manos a la obra? Si sigues estos consejos notarás un cambio sustancial en muy poco tiempo. Y para más información o trucos de belleza, ¡no dejes de suscribirte a nuestra newsletter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *