Comparte con tus amigos










Enviar

La doble limpieza facial en la rutina de belleza coreana

doble-limpieza-facial

El primer paso de cualquier rutina de belleza debe ser, sin duda, limpiar el rostro. Pero… ¿cómo debe hacerse para que resulte eficaz y eliminar todos los residuos de la piel? La clave está en la doble limpieza facial. Hoy te explicaremos en qué consiste, cómo debe llevarse a cabo y por qué es tan importante en la rutina facial coreana.

Como ya sabes, en Corea cuidan muchísimo de su cutis para mantenerlo siempre perfecto. Y el paso número 1 para conseguirlo es mantener la piel limpia y sana. Pero te preguntarás si para ello no es suficiente una única limpieza. Pues no. ¿Por qué? Principalmente porque cada una de ellas elimina tipos de residuos diferentes.

¿En qué consiste la doble limpieza coreana?

Tanto por la mañana como por la noche nos lavamos la cara y nos aplicamos una serie de cosméticos, ya sean tratamientos para la piel o maquillaje para tapar las imperfecciones. Estos siempre poseen una base untuosa (más ligera en unos casos que en otros) que debe retirarse de manera específica.

Como ya hemos comentado en más de una ocasión, “al aceite le gusta el aceite”, por lo que el primer paso de la doble limpieza coreana debe ser aplicar un limpiador de base oleosa para eliminar toda esa capa de maquillaje.

Y ahora… ¿hay que seguir limpiando? Exacto. Por ahora solo se han eliminado de la dermis los restos de anteriores productos aplicados sobre la piel. Llega el momento de utilizar un gel con base jabonosa o espumosa para eliminar de forma definitiva el resto de pequeños residuos y células muertas que hayan podido quedar en el cutis.

¡Ta chán! Tras la “doble facial” ahora tu piel estará radiante, perfectamente limpia y preparada para aplicar el resto de productos que sueles utilizar: tónico, sérum, hidratante…

Si quieres conocer más en profundidad cómo debes llevar a cabo este proceso si te has maquillado cara y ojos a conciencia, no te pierdas nuestro paso a paso sobre cómo desmaquillar y limpiar la piel de la cara.

Y si no me maquillo, ¿me puedo saltar el primer paso?

Rotundamente ¡NO! Aunque no te hayas aplicado maquillaje, tu piel siempre suda, se llena de grasa durante tu actividad diaria y posee restos de cualquier cosmético que utilices. La doble limpieza facial japonesa sirve para eliminar todos esos deshechos que impiden que tu piel esté fresca y limpia, así como las células muertas que puedan acumularse. Así pues, también prepara la piel para aplicar la esencia coreana, el siguiente paso del ritual.

Por otra parte, llevando a cabo la doble limpieza coreana evitas la aparición de imperfecciones (como los granitos), pues dejas los poros totalmente limpios. Así impedimos que se reproduzcan condiciones en las que proliferan las bacterias causantes del acné.

¿Cuál es el producto perfecto para la doble limpieza facial coreana?

 

Después de desmaquillar o simplemente dejar la piel libre de restos untuosos, la doble limpieza facial coreana requiere de un buen limpiador con el que eliminar los restos de impurezas de la piel. Para encontrar el limpiador perfecto, es decir, que limpie la piel sin irritarla ni dañarla, la cosmética coreana tiene, cómo no, la solución.

El Gentle Grain Foam Cleanser de Suiskin deja el cutis limpio, fresco y nutrido gracias a su textura de micro-espuma, su acabado de ligera hidratación y sus ingredientes calmantes.

¿Te hemos convencido sobre la necesidad de llevar a cabo la doble limpieza japonesa a diario? Por el bien de tu cutis, que lucirá radiante con estos consejos para eliminar impurezas, esperamos que lo hayamos conseguido.

Oferta
35,10  26,33  Impuestos incluidos

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comparte con tus amigos










Enviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *