Cómo afecta la ingesta de alcohol en la piel

alcohol-en-la-piel

Que ingerir en exceso determinadas bebidas es perjudicial para la salud lo sabe cualquiera. Pero… ¿cómo afecta el alcohol en la piel? ¿Qué efectos produce sobre nuestra dermis? Te explicamos cuáles son y cómo intentar contrarrestarlos tras una noche de fiesta.

Los efectos del alcohol para la piel

  • Hinchazón

La gran cantidad de azúcar que suelen contener este tipo de bebidas deriva en una retención de líquidos más acusada de lo normal. De hecho, seguro que alguna vez has despertado con bolsas y ojeras pronunciadas tras unas copas de más.

¡Sobre todo cuando no te desmaquillas antes de irte a la cama! Al día siguiente debes cuidar la piel con mimo para recuperarla.

  • Deshidratación

Una de sus consecuencias más conocidas es la deshidratación, y es que el alcohol reseca la piel y hace que pierda flexibilidad. De hecho, al día siguiente se recomienda tomar mucha agua, tanto para mantener la salud de la dermis como la del resto del organismo.

  • Imperfecciones

La cantidad de azúcar que contienen los licores hace que el hígado se vea en la obligación de hacer trabajo extra. Este esfuerzo puede potenciar un aumento de las toxinas y, por ende, la aparición de granitos y puntos negros.

  • Pérdida de vitaminas

La merma en las vitaminas A y C es uno de los efectos del alcohol en la piel de la cara más relevantes. La primera tiene un papel muy importante en la generación de colágeno y elastina, dos sustancias clave para mantener la dermis fresca, joven y flexible. La segunda también interviene en la producción de colágeno y, además, fortalece el sistema inmune.

El alcohol es malo para la cara por muchas razones: deshidrata la piel, la llena de toxinas y elimina vitaminas básicas para su normal funcionamiento.

¿Cómo contrarrestar los efectos del alcohol en la cara?

Lo primero que debes hacer tras pasar una noche de excesos es desmaquillar la piel, limpiarla e hidratarla. Y es como el alcohol envejece la cara, hay que recuperar su luminosidad y elasticidad lo antes posible. ¡Y no olvides beber 2 litros de agua al día! Hidratar desde dentro es tan importante para el cutis como hacerlo a través de cosméticos.

También puedes llevar a cabo una dieta detox para la piel durante un día de la siguiente semana. Te vendrá muy bien para recuperar nutrientes básicos y eliminar las toxinas que hayas acumulado.

El alcohol daña la piel, como has podido comprobar en este post. Pero, con los cuidados adecuados, (que también te hemos desgranado en los párrafos anteriores), también se puede recuperar. Así que no cunda el pánico, una noche de desenfreno la tiene cualquiera. Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos también conozcan los estragos de la bebida en la dermis… ¡y cómo solucionarlos!

Compartir a través de:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *