Comparte con tus amigos










Enviar

Causas del envejecimiento prematuro y cómo combatirlo

envejecimiento-prematuro

¿Alguna vez te has encontrado con alguien que aparenta menos años de los que realmente tiene? ¿Cómo lo consigue? En el envejecimiento prematuro de la piel intervienen multitud de factores que quizá esa persona esté evitando. Pero la buena noticia es… ¡que tú también puedes hacerlo!

Seguir una dieta rica y equilibrada o hacer ejercicio son algunos de los aspectos que hacen que el aspecto joven y vital se mantenga durante más tiempo. Estos buenos hábitos, aunque en ocasiones son difíciles de incorporar a una vida con ritmo frenético, son cuestiones voluntarias, es decir, que podemos (y debemos) llevar a cabo de forma consciente.

Sin embargo, otros factores como la predisposición genética o la irrupción de un pico de estrés debido a problemas del día a día son aspectos mucho más difíciles de controlar. En consecuencia, nuestro primer consejo para evitar poseer una piel envejecida prematuramente es tener un cierto control sobre aquellos factores que dependen solo de nuestra voluntad.

Causas de la piel envejecida prematuramente

  • Dormir mal

Cumplir con las horas de sueño necesarias es básico. En la zona en la que más se va a notar una vigilia demasiado prolongada es en la del contorno de ojos. No obstante, la piel en general perderá elasticidad con mayor rapidez y tendremos más probabilidades de tener arrugas.

  • Fumar

Muchas personas no tienen en cuenta, no solo los efectos dañinos que el tabaco tiene en su organismo (que ya son muchos), sino además los estragos que deja en su cutis. Las principales consecuencias en el rostro de una persona fumadora son una tez apagada y las antiestéticas manchas.

  • Exposición al sol

Como ya hemos dicho en multitud de ocasiones, los rayos solares es una de las principales causas de envejecimiento prematuro. De hecho, si las coreanas lucen un cutis de infarto es gracias, en gran parte, a su obsesión por evitar el sol para detener la aparición de zonas hiperpigmentadas y arrugas.

  • Falta de cuidados cosméticos

Mentiríamos si no te hablásemos de la necesidad de cuidar tu piel con cosméticos de calidad para mantener tu rostro firme y libre de manchas y arrugas. Mantener una rutina de cuidado facial dos veces al día es imprescindible para darle a tu dermis la luminosidad y juventud que solo se consigue a base de esfuerzo y constancia.

  • No llevar una dieta saludable y no hacer ejercicio físico

Nunca sabrás lo que influyen los hábitos de comida y deporte en tu dermis hasta que los mejores. Recibe un chute de energía en tu cutis cada día y siente cómo aumenta su firmeza y elasticidad. El reflejo de tu espejo estará de acuerdo con nosotros apenas unos meses después de cambiar tus hábitos a mejor.

Cómo combatir el envejecimiento prematuro

¿Te gustaría que tu ritual de belleza diera mejores resultados? Para conseguirlo nada mejor que la vitamina C en cosmética aplicada directamente sobre tu cutis (descubre cómo con el sérum Cellmax C de Suiskin).

Como ves, hay muchas cosas que puedes cambiar en tus rutinas aprender cómo detener el envejecimiento prematuro del rostro. ¡Manos a la obra!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comparte con tus amigos










Enviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *