Cómo hidratar las manos muy secas con estos consejos

hidratar-manos

Ásperas, tirantes… ¡y hasta con heridas! Así pueden estar tus manos si no cuidas sus niveles de hidratación. Teniendo en cuenta que se trata de una de las zonas más expuestas del cuerpo, es también una en las que más se nota la edad. Aquí tienes algunas claves para hidratar las manos y hacerlas parecer más jóvenes y suaves.

Por qué se deshidratan las manos

Hay tantas razones como circunstancias en la vida: clima, genética, tipo de trabajo, humedad, falta de cuidados… Pero la razón más importante por la que se deshidratan las manos es la forma en la que se estructura la piel de esta parte del cuerpo.

Como puedes ver en tus propias manos, la piel de la palma no tiene absolutamente nada que ver con la que ves en el dorso. Mientras la primera tiene una enorme cantidad de glándulas sudoríparas, fibras y grasa, la segunda casi no cuenta con glándulas sebáceas. Esto deriva en que esté más desprotegida frente a las agresiones externas y se deshidrate mucho más fácilmente.

Factores como el frío o los trabajos manuales pueden generar una deshidratación galopante en esta zona. De hecho, en estos casos no solo aparecen grietas y sensación de sequedad, también puede que se produzcan verdaderas heridas sangrantes. ¿Cómo evitar estas situaciones? Comencemos por lo básico…

Trucos para la hidratación de manos

Aplica el sentido común. Saber cómo hidratar las manos secas a veces es solo cuestión de tratarlas con un poco de cuidado. Por ejemplo, al limpiar la casa o los platos es imprescindible ponerse guantes para evitar que los productos químicos dañen la piel.

Lo más importante para hidratar las manos es cuidarlas a diario. Para ello, aplica crema hidratante y evita los productos agresivos con la piel. 

Además, cuando te laves intenta que no sea con jabones demasiado agresivos con la piel. De hecho, nunca lo hagas con detergentes que no sean especiales (o para el cuerpo en general). Y, si puedes, que este sea especial para pieles secas. De esta manera, se mantendrá mucho mejor la hidratación de las manos.

Y ya que hablamos de lavarse las manos, intenta hacerlo siempre con agua fría o templada. El agua caliente puede dañar la capa lipídica de la zona, por lo que mejor no usarla para evitar acentuar la deshidratación. 

Para secarlas también tenemos una recomendación: apuesta por las toallas de algodón que no estén demasiado gastadas o rugosas. También debes saber que el aire caliente tampoco es el mejor aliado para hidratar las manos agrietadas y cuarteadas. Así que, en caso de que no tengas una toalla de algodón cerca, quizá sea mejor aplicar a toquecitos muy suaves las toallitas de papel.

Consejos para hidratar las manos secas

Lo que está claro es que, para hidratar las manos, hay que utilizar cremas hidratantes. Lógico, ¿no crees? Tanto por la mañana como antes de meterte en la cama deberías aplicar crema hidratante en el dorso. Mientras lo haces, aplica un leve masaje para ayudar a que la piel absorba el producto.

En caso de que el problema sea tan grave como para que aparezcan grietas, heridas o sangre, lo más recomendable es que te hagas con cremas que, además de hidratar, ayuden a cicatrizar la zona. De hecho, si son demasiado profundas, es importante que acudas a tu médico antes de que se infecten.

En cualquier caso, busca productos que posean entre sus ingredientes como la glicerina o el aceite de argán. El primero ayuda a proteger y humectar (que no es lo mismo que hidratar) la piel, mientras que el segundo aporta una gran cantidad de lípidos.

Cómo recuperar las manos dañadas

Las que están especialmente dañadas no solo deben recibir el cuidado diario de aplicar crema hidratante, sino que necesitan una terapia de choque. Para ello nada mejor que una mascarilla especial para hidratar manos y uñas unas dos veces a la semana.

Un buen ejemplo es la Hand Moisture Pack de Kocostar, que, además de poseer glicerina y aceite de argán, también cuenta con extractos vegetales (como camelia, mango, papaya o manteca de semillas de cacao). Si la aplicas dos veces por semana, tus manos serán otras.

¿Que no te lo crees? Pruébala una sola semana y luego nos dejas tu experiencia en los comentarios. Comparte este artículo en tus redes sociales para hacer la prueba más divertida… ¡con tus amigas! Todas saldréis, al menos, sabiendo cómo hidratar las manos muy secas y cuarteadas de forma eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *