Comparte con tus amigos










Enviar

Cómo adaptar tu rutina coreana al verano: 4 imprescindibles

rutina-coreana-verano

El verano ya está aquí. Y con él, ya lo habrás notado, el calor, el sudor y los brillos. ¿Qué hacer para combatirlos? Como siempre, la cosmética coreana tiene sus pequeños trucos para solucionar estos problemas estacionales.

Para lucir un rostro fresco, luminoso y completamente mate en los meses estivales solo hay que adaptar algunos aspectos del tradicional ritual de belleza coreano. Léelos con atención… ¡y que no se te escape ninguno!

1. La doble limpieza es más importante que nunca

La base fundamental de toda rutina coreana de belleza que se precie de serlo es, sin duda, la doble limpieza.

Como ya sabrás, limpiar la piel dos veces al día (mañana y noche) es imprescindible para evitar la aparición de imperfecciones y granitos. Sin embargo, para las coreanas tiene una importancia aún mayor, pues la llevan a cabo en dos pasos.

En primer lugar, se deshacen de restos oleosos (cremas, cosméticos, maquillaje, etc.) con un primer producto de base oleosa. Esto se debe a que “el aceite atrae al aceite”.

Este primer paso no se podría realizar correctamente con un jabón normal o con un limpiador de base acuosa porque estos productos no serían tan eficaces a la hora de retirar los restos untuosos.

En verano, generamos un poco más de grasa y sudor en la piel de nuestra cara debido a las altas temperaturas.  Para contrarrestarlo, no te saltes este primer paso de la doble limpieza durante estos meses. Después solo queda utilizar limpiador jabonoso (como el Gentle Grain Foam Cleanser de Suiskin) o de base acuosa para conseguir una piel limpia y sin ningún tipo de residuos.

35,10  Impuestos incluidos

2. No te olvides de la hidratación

Mascarillas

Camelia Happy Face

3,55 

Que sea verano no quiere decir que debas olvidarte de hidratar tu piel como siempre. De hecho, en algunas regiones de clima seco resulta especialmente importante mantener el cutis humectado en estos meses. En caso contrario puedes encontrarte con las molestas tiranteces, sequedades o incluso descamaciones de la dermis.

Para dar un extra de hidratación en estas fechas lo mejor es incluir en nuestra rutina semanal una mascarilla hidratante. Y para ello nada mejor que la Camelia Happy Face. El contenido en aceite de camelia roja de esta mascarilla no solo te garantiza una óptima hidratación de la piel (ni más ni menos de la que tu cutis necesita), sino que, además, genera una barrera anti microbios que elimina las bacterias causantes del acné.

Esta doble función es perfecta para los meses más calurosos del año, ya que mantiene el nivel necesario de agua del cutis sin generar ningún tipo de imperfección o granito.

3. Utiliza una crema hidratante ligera

Tu crema hidratante de verano debe ser más ligera y sin brillos si cabe que la del resto del año. De esta forma consigues un aspecto fresco, limpio y sedoso cada mañana. Pero… ¿dónde conseguir esta fórmula perfecta?

En la Aquaquench Total Moisturizer de Suiskin, una hidratante increíblemente liviana con una serie de características que la hacen única frente al resto: es energizante, calmante, iluminadora y fomenta la función barrera de la piel.

Como puedes ver, ¡es perfecta para el verano! Hidrata y da luz sin dejar sensación oleosa. ¿Qué más se le puede pedir a una hidratante estival? Pues una cosa más: aunque esté indicada para todo tipo de pieles, es ideal para aquellas más sensibles e irritadas gracias al colágeno de origen marino y los minerales que posee.

44,00  Impuestos incluidos

4. Nunca jamás olvides el protector solar

40,00  Impuestos incluidos

Debemos proteger nuestra piel de los efectos nocivos del sol los 365 días del año. Haga frío, esté nublado, truene o nieve, siempre debes incorporar el protector en tu ritual matutino de belleza como último paso antes de salir a la calle.

Como sabes, los rayos del sol son los principales responsables de las molestas manchas en la piel, del envejecimiento prematuro y de problemas médicos muchos más serios, como el cáncer de piel. Por ello nunca debes exponerte al sol sin protección.

Pero en verano esta necesidad se hace mucho más evidente. Los rayos solares son más dañinos en los meses calurosos, cuando inciden de forma más intensa. Por tanto, toda protección es poca.

Si quieres mantener la piel de tu cara libre de estas inclemencias, el Daily Defense Sunblock SPF50+/PA+++ no debe faltar en tu neceser. No solo bloquea completamente los rayos UVA y UVB, sino que también mejorará la apariencia de tu piel gracias a sus activos antiedad y reafirmantes. ¡Y todo en una textura súper ligera!

Así que ya sabes, si quieres mantener tu rostro fresco, suave y sin brillos este verano, solo tienes que seguir estos cuatro pasos. ¿A que no son tan complicados? Tú también puedes conseguirlo a partir de… ¿hoy?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comparte con tus amigos










Enviar

2 comentarios de “Cómo adaptar tu rutina coreana al verano: 4 imprescindibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *