¿Cómo es la piel del contorno de ojos y qué la diferencia de otras zonas?

piel-contorno-de-ojos

Cuando reímos, cuando lloramos, cuando enfermamos, cuando dormimos mal… Todo se refleja en nuestra mirada, especialmente en la piel del contorno de ojos. Pero… ¿por qué?¿Qué diferencia esta zona de nuestro rostro? Te lo explicamos para que sepas cómo debes mimarla. ¡Al lío! 

Características de la piel del contorno de ojos

¿Sabías que esta capa de piel es la más fina de todo el rostro? Pues ya ves, no te acostarás sin saber algo más. Y, teniendo en cuenta que es una de de las partes que más se mueven cuando expresamos emociones, el resultado es la aparición de las primeras arruguitas. 

La piel del contorno de ojos es mucho más fina que la del resto de la cara y tiende mucho más a arrugarse y a pigmentarse, por lo que hay que darle cuidados específicos. 

Además, debemos tener en cuenta que esta piel no cuenta casi con musculatura que la sostenga en su lugar, como tampoco posee glándulas sebáceas. Por otro lado, esta parte del rostro no es rica en colágeno y elastina, las proteínas encargadas de la mantener la piel firme y elástica. 

Por último, hay que señalar que, al ser tan fina, en la piel del contorno de ojos se puede acentuar cualquier tipo de problema circulatorio. De hecho, esa es la razón fundamental por la que algunas personas poseen el tipo de ojera que se caracteriza por un surco azulado en la zona. 

¿Por qué es diferente a las demás? 

¿Recuerdas que antes comentábamos que la piel del contorno es muy fina? Pues resulta que es nada menos que 5 veces más delgada que la del resto de la cara y esta última, de por sí, ya lo es mucho más que la del resto del cuerpo. 

Hay que añadir que la microcirculación de esta parte de la cara es más lenta y tiene tendencia a pigmentarse antes. Además, a consecuencia de esta circulación más lenta, el drenaje que llevan a cabo las glándulas linfáticas es menor, con lo que resulta mucho más fácil que se acumulen líquidos y se generen las antiestéticas bolsas. 

Cómo cuidar el contorno de ojos correctamente

Teniendo en cuenta todas las particularidades del contorno de ojos que te hemos comentado, es evidente que hay que tratar esta zona de forma diferenciada al resto. Por eso, además del cuidado diario (mañana y noche) con un producto específico para esta fina capa de piel es necesario desmaquillar los ojos sin frotar ni tirar. 

Y, por supuesto, dar prioridad a la parte de la ojera para un cuidado extra un par de veces a la semana. ¿Cómo? Muy sencillo, con la Princess Eye Patch Gold de Kocostar, una mascarilla que nutre, hidrata y aporta una gran cantidad de energía a la zona. 

 

 

Todo ello lo hace gracias a la incorporación de la lavanda (que rejuvenece y regenera), la niacinamida (que hidrata y lucha contra las arrugas) y la adenosina (que aporta energía), entre otros componentes igual de eficaces. ¿Por qué no lo compruebas en primera persona?

Por último, no olvides aplicar también protector solar cada día sobre esta delicada piel. Muchas personas la olvidan en su ritual matutino y… ¡también está expuesta a los rayos del sol! Y estos últimos son la principal causa de envejecimiento prematuro.

En definitiva, lo más importante para mantener la piel del contorno de ojos sana y sin arrugas es darle mucho cariño cada día. ¡Es más fácil de lo que piensas! Y si lo que quieres son más secretos para mantener un rostro radiante (al más puro estilo coreano), ¡solo tienes que suscribirte a nuestra newsletter! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *